esto es para que veas lo que sale

¿Código de Colores en Limpieza?.

Utilizar el mismo papel de baño para la cocina es igual de malo que usar la fregona del baño en los dormitorios. Aunque todo ello se lave entre cada uso para las diferentes habitaciones, evitarlo es mejor. Para que no se crucen los materiales de limpieza, la mejor opción es utilizar un código de colores.

DISTRIBUCIÓN DE LOS COLORES

Este sistema de código de colores es obligatorio en la limpieza industrial y comercial. Esto hace que no se produzca la “contaminación cruzada”.

Aunque hay una normativa establecida, en ella no existe un estándar de colores definidos para cada zona. Aun así se ha generado algunos colores. Por ejemplo el rojo en las zonas de alto riesgo bacteriológico como los baños, el verde las de tratamiento de alimentos…

A continuación, os proponemos dos opciones  para la limpieza de vuestros hogares.

OPCIÓN 1

  • Amarillo: utilízalo para las zonas menos bacteriológicas como el lavabo, la ducha…
  • Rojo o rosa: para las zonas donde se acumulen más bacterias como el váter.
  • Azul: para las zonas de cristales y uso general.
  • Verde: este suele utilizarse en las zonas donde se manejan alimentos, es decir, en la cocina y la despensa.

El objetivo es que para cada zona haya un juego de materiales de limpieza (estropajos, bayetas, escobas…) diferentes. Además otra ventaja es que al reducir su uso a determinadas zonas, hará que los productos duren más.

Por otro lado, para las bayetas y estropajos es fácil encontrar de colores para organizarte pero no con las fregonas y escobas. En este caso puedes ayudarte colocando alguna marca como una cinta adhesiva de color.

OPCIÓN 2

Otra manera de organizarte, podría ser asignando a cada habitación un color en general. Por ejemplo:

  • Amarillo: cocina
  • Rojo o rosa: baño
  • Azul: dormitorios
  • Verde: salón

Todos los productos que sean de ese color solo podrán ser utilizados en la habitación que les corresponde.

código de colores en la limpieza

Asimismo es importante que a la hora de desempeñar el código de colores en la limpieza se siga un orden. Siempre se debe hacer en orden ascendente de riesgo bacteorológico. Por ejemplo en el baño:

  1. Azulejos
  2. Lavabo
  3. Ducha o bañera
  4. Váter

No aplicar el código de colores, puede ayudar a multiplicarse a las bacterias que ponen en peligro nuestra salud.

Recuerda, que además de la limpieza que realizamos en nuestro hogar de manera constante no es suficiente. Es recomendable que cada cierto tiempo se haga una limpieza en profundidad con vaporetas y máquinas especiales. Para ello acude a profesionales de limpieza de confianza. Si tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles.

Deja un comentario