Consejos para Limpiar las Puertas de la Oficina.

Uno de los elementos a tener en cuenta en la oficina son las puertas. Constituyen una parte importante ya que son la presentación a los clientes al acceso de las instalaciones y para los clientes. Hoy os traemos algunos trucos y consejos para limpiar las puertas de la oficina.

limpiar las puertas de la oficina

¿CÓMO LIMPIAR LAS PUERTAS DE LA OFICINA?

A la hora de desarrollar la limpieza y mantenimiento de las oficinas, las puertas suelen ser una de las partes que más se olvidan. Si no se limpia con frecuencia al igual que el resto de elementos, puede desembocar en que se acumule tanta suciedad que as puertas no se puedan abrir o cerrar bien.

Desde Limpiezas Sanaza te queremos dar varios consejos para limpiar las puertas de la oficina dependiendo del tipo del material con el que están fabricadas.

Limpiar Puertas de Madera Natural

Normalmente este tipo de material suelen dejar desperfectos como astillas de la madera levantadas. Para evitar que el trapo o la bayeta se enganche, limpia siempre en el sentido que llevan las laminas. Otra opción también es pasar e aspirador con un cepillo para no rayar la puerta.

Si las puertas tienen manchas, mezcla agua con vinagre y con una bayeta o un algodón friega la puerta. Después aclararlo con agua y un trapo limpio.

Si quieres que la puerta tome un efecto de brillo puedes utilizar un producto específico de cera.

Limpiar Puertas de Cristal

Si la puerta es en su mayor parte cristal. Debes utilizar un cubo, raqueta limpiacristales y esponja.

Mezcla en el cubo agua con jabón. Moja la esponja y frota los cristales. Cuando termines, con la raqueta limpiacristales deberás ir de arriba hacia abajo quitando los restos de agua y jabón. Si quedan restos de agua o rayas por la raqueta con un trapo seco repasa las imperfecciones.

También puedes mezclar agua con vinagre y amoniaco. Se recomienda utilizar trapos de microfibra para que no queden esas pelusas tan desagradables.

Limpiar Puertas Lacadas

Si la puerta se ha amarillado va a ser mu difícil por no decir imposible volver a conseguir el blanco del principio solo limpiando.

Si la puerta tiene polvo, es lo primero que hay que quitar con un trapo seco. Con una bayeta retira la suciedad de las zonas horizontales. Después con una esponja humedecida con habón y agua elimina las manchas que queden. Acláralo con agua y con un trapo seco.

Si cierran o abren un poco mal las puertas, aprovecha para engrasar las bisagras con aceite común.

Limpiar Puertas Metálicas

Generalmente las puertas metálicas suelen estar barnizadas o con una capa de imprimación. Solo necesitarás fregarlas con una esponja y agua con jabón. Al finalizar acláralo con agua y secándolo con un trapo limpio.

Limpiar Puertas de Lamas

La mejor forma para quitar toda la suciedad es utilizando el aspirador. Si no dispones de una necesitarás una brocha con la que limpiar cada lama.

Siguiendo, aclara la zona con agua sola. Con un trapo seco y limpio repasa la zona para eliminar los restos de humedad.

Esperamos que te haya sido de ayuda estos consejos para limpiar las puertas de la oficina.

Aprovecha el momento para encargar una limpieza de tu oficina de manera profesional con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o en el 976 067 541

Deja un comentario